Terapia con Cristales y Gemas

abril 02, 2013



La Terapia con Cristales es un modelo terapéutico que combina diferentes técnicas de sanación con la utilización de Cristales para equilibrar nuestro sistema energético, actuando estos, en todos los planos del ser, físico, emocional, mental y espiritual. Es el arte de combinar las propiedades terapéuticas de los cristales y piedras con un propósito de sanación.

"La terapia a través de cristales consiste en que todos los cuerpos asimilen las energías de los cristales y así restablecer un patrón de salud armonioso y congruente con la vida. En este tipo de terapia el paciente ocupa un rol muy activo, participando del momento de la sesión y comprometiéndose a observar los efectos posteriores.
Los cristales son la manifestación Divina del Reino Mineral con una alta vibración espiritual. Su estructura molecular, su geometría Sagrada y sus colores nos muestran todo el poder sanador que contienen, de una manera no intrusiva.

Al disponer los cristales en el cuerpo, sobre los chakras y subchakras, estos activan toda la información guardada en este. Cada chakra es un estado de conciencia que alberga toda la información de los cuatro cuerpos (físico-emocional-mental y espiritual).


Es por ello que, al disponernos los cristales comienzan a develarse sensaciones físicas, emociones, pensamientos, imágenes, visualizaciones, sonidos etc. Todo este bagaje de información se nos pone a disposición para poder entrar a nuestro mundo interno, indagarnos, conocernos, tomando conciencia de nosotros mismos.

La terapia con cristales nos da la posibilidad de ir transitando y reconstruyendo nuestra trama interna de emociones y patrones mentales, ayudándonos a darnos cuenta cómo determinadas energías crean situaciones, síntomas que influyen en nuestra vida cotidiana. Los cristales actúan conectándonos con nosotros mismos, facilitándonos así nuestro conocimiento.

Nuestra intención, o propósito, actúa como guía de la energía de los cristales. Los cristales nos facilitan sus vibraciones para así poder acceder a determinados bloqueos, emociones retenidas, síntomas físicos o enfermedad, etc. Accediendo a estos patrones nos da la posibilidad de mejorar nuestra calidad de vida.

Si bien existen diferentes maneras de utilizar los cristales, por ejemplo en meditación, armonización tanto de uno mismo como del hogar, tomando agua estructurada con cristales, o simplemente llevarlos con uno o dormir con ellos. La terapia de cristales implica una etapa más profunda a la que estos te conducen, a través de la formulación de un propósito claro, sabiendo que quieres sanar, implica un proceso y compromiso más profundo con uno mismo.

Habrá desafíos en todos los niveles, físicos, emocionales, mentales y espirituales. Esto quiere decir que comprobarás, experimentaras, que eres realmente un ser integro y que todo está relacionado entre sí, que cada pensamiento, creencia, genera emociones y estos pensamientos, creencias y emociones si no son conectados entre sí o no son expresadas conscientemente se alojan en el cuerpo, generando a lo largo del tiempo desarmonías, dolores y enfermedades.

Toda sanación es un proceso de muerte y renacimiento, de transformación. Tomamos conciencia de lo viejo, que ya no nos sirve y buscamos la forma de dejarlo ir para entrar simultáneamente en un renacer. Este proceso es sanador, limpia, estimula, protege, nos ayuda a vivir en el presente." A. Salatino


En qué consiste una sesión de terapia con cristales:

Una sesión de sanación con cristales consiste acceder aquella información, creencia, con la cual esta tejido un síntoma o situación que se quiere trabajar a lo largo de la sesión.

La sesión dura entre una hora Esta consta de cuatro partes: establecimiento de motivo de consulta o intención de trabajo, disposición de los cristales, definición de un plan de acción y cierre de la sesión.

Para este tipo de tratamiento es muy importante el rol que toma el paciente, ya que la técnica de sanación consiste en que este se ubique en un rol activo, y en cada sesión esta la intención de que vaya recuperando su propio poder personal, sin depositar en el terapeuta su propia la mejoría, sanación. No será el terapeuta quien sane a la persona, si no será el paciente mismo quien se sane, el terapeuta ofrecerá las herramientas que dispone para que el paciente repare su propia trama de vida. 

"El paciente no sana porque el terapeuta haya empleado determinadas técnicas y el paciente se sienta bien, sino porque el paciente pudo conectarse, re _encontrarse a sí mismo y recuperar su propia identidad y energía vital con la asistencia del terapeuta”

Sugerencias para elegir el propósito o posibles intenciones abordar en las sesiones.

- El estar presente

- El estar conectado contigo mismo

- La claridad (mental, emocional, o para tomar decisiones importantes, etc.)

- La concreción

- el desapego

- el estar preparado para los cambios

- el percibir tu sabiduría y poder integrarla a tu vida.

- La bronca

- El miedo

- La soledad

- El no poder comunicar tu verdad

- Cómo conectarte con lo que sientes

- Comprender porque pones la “culpa”, “responsabilidad” en el otro

- Que esta queriendo mostrarte o enseñarte esta situación para tu vida.


Plan de trabajo:

Dirigido a adolescentes, jóvenes y adultos.


El tratamiento terapéutico consta de dos ciclos:

En el primer ciclo comienza con 7 sesiones de encuentros quincenales, en las que se irá abordando temas que vayan saliendo a partir del motivo de consulta y de aquellos que se planteen como necesidad del momento. Al finalizar estas 7 sesiones se podrán aclarar algunos temas, quedando en manifiesto lo más profundo para poder abordarlo.

El objetivo de estas primeras 7 sesiones es que el paciente aprehenda el inicio del proceso de la sanación con cristales. El tratamiento no queda finalizado con estas 7 sesiones, es recién a partir de estas que se puede llamar el inicio propiamente dicho del tratamiento, el cual fue construyéndose a partir del vinculo terapéutico que se entablo con el paciente.

Al finalizar este primer ciclo se hará una síntesis del camino recorrido, rescatando lo más importante del proceso. Se dará foco a determinadas situaciones que se consideren entre el paciente y terapeuta pertinente a continuar profundizando.

Esta fase dará comienzo al segundo ciclo. (El paciente puede elegir si quiere continuar o no)

Segundo ciclo: este no tiene tiempo definido de finalización. Acá se intensifica el compromiso del paciente consigo mismo y el trabajo terapéutico se focaliza en una dimensión más elevada y profunda. El foco esta puesto en que la persona se vuelva a conectar con la vibración del alma, la enraicé y viva desde ese patrón que implica la verdadera identidad.

Sesiones para niñas y niños
(individual o grupal)

Este trabajo terapéutico se basa en la utilización de herramientas bio_ inteligentes. Son prácticas terapéuticas de desarrollo integral o pedagógico enfocadas hacia la expansión de la conciencia.

Estas sesiones están enfocadas para el desarrollo integral de niños de 4 a 10 años. Estimulando de manera natural y holística su auto-desarrollo personal. Las mismas están basadas sobre procesos de auto-enseñanza y auto-sanación.

- Estimulando las Inteligencias Múltiples.

- Conectando y armonizando los dos hemisferios cerebrales.

- Desarrollando la Inteligencia Emocional.

- Abriendo y activando los centros energéticos.

- Reconectando al paciente con "su esencia", y así recuperar su sabiduría natural.


Sesiones de Sanación para embarazas

(individuales o grupales).

Una nueva humanidad está naciendo y para eso necesitamos contar con herramientas que nos ayuden a empoderarnos de esta hermosa energía que s e v i e n e engendrando.

Conectarse con el espíritu de ese bebé, hablarle de las mil formas en las que el amor puede comunicar lo que debe decir, es la vía para que él o ella lleguen al mundo recibidos por la mejor energía posible.

A partir de un trabajo interno, con la ayuda de los cristales, la madre entra en un estado meditativo, fluyendo en diálogo con su bebé, conectándose con las necesidades de ambos.

Cuando la madre trabaja sus propios conflictos, el bebé se beneficia porque no se intoxica con los problemas, le brinda seguridad y confianza, le da mayor entrega y él se siente digno de estar en su espacio.

Se pueden abordar temas, como la maternidad, el sentido de ser mujer, la fertilidad, la dependencia emocional, la imagen corporal, los episodios de pérdidas. Incluso, el vínculo con la pareja, las expectativas y la hipersensibilidad, entre otros.


Terapiacon Aplicaciones de Cristales y Gemas


Lic. en psicología Alexandra Rovetta Pelletti
Egresada de la Universidad de la República Oriental del Uruguay.
Formada por la Escuela de la Sabiduría de los Cristales.
Seminarios intensivos Nivel I y II.
Dictados por Alejandra Salatino.
Maestría en Reiki.
Terapeuta en Biodecodificación Biológica
Profesorado en Yoga terapéutico y en niños


Contacto: psicointegraluruguay@gmail.com

cel: 091 660 517

You Might Also Like

0 comentarios

Páginas vistas en total

Síguenos en Facebook

Subscribe