¡¡Razones para portear a nuestros peques¡¡

julio 18, 2013

 Algunos dicen por ahí que portear "es una moda": bueno, el porteo tiene miles de años mientras que, el carrito, es un invento relativamente reciente que data de la nobleza inglesa de 1733. Y eso que la rueda llevaba ya inventada un buen rato...



Portear al bebé bien cerca es una experiencia maravillosa que crea un sentimiento de protección y es el inicio de una estrecha relación entre hijos y padres. Poder estar tan cerca del porteador transmite mucha tranquilidad a los bebés, que se sienten seguros y protegidos.No se trata de ninguna "moda", sino una práctica más que saludable que presenta múltiples ventajas para ambas partes. No sólo para nuestro bebé, que irá mucho más agustito, llorará menos, tendrá más elasticidad y mayor desarrollo mental y emocional; sino para los papás y mamás, que tendrán mayor libertad de movimientos, podrán amamantarle de forma íntima, tranquila y discreta, fortalecerán vínculos con su hijo y un larguísimo etcétera.  

Llevar al niño cuanto más cerca mejor el mayor tiempo posible es tan positivo en el desarrollo infantil que, incluso, hospitales como el 12 de Octubre que utilizan el método canguro para niños prematuros, demostrándose que evolucionan mejor en los brazos de sus padres -donde crecen más y con más salud física y emocional- que en las propias incubadoras.
Así que cuando alguien nos pregunte: ¿por qué llevas encima a tu bebé? Podrás contestarle que te encanta hacerlo y que tienes más de veinte razones: 
 Ventajas Para ambos:
  1. Se fortalecen los vínculos entre el bebé y sus cuidadores. Refuerza la relación entre padres e hijos.


Ventajas Para los bebés:
 2.  Los bebés porteados lloran menos. Un estudio realizado por un equipo de pediatras en Montreal evaluó a 96 parejas de madres y sus bebés. Se pidió a un grupo que llevara en brazos a sus hijos durante tres horas más al día de lo habitual, independientemente del estado del bebé. Al grupo de control no se le dio ninguna regla especial. Al cabo de seis semanas, los bebés del primer grupo lloraban un 43% menos que los del segundo grupo.
3. Portear proporciona al bebé seguridad emocional, tranquilidad e intimidad. Estar pegado al cuerpo de su cuidador/a le permite al bebé sentir el olor, los latidos del corazón y los movimientos del cuerpo. El mejor cóctel para sentirse bién, para la autoestima, para sentir el placer global de su cuerpo. Tal y como advierte el psiquiatra Spitz el afecto vital (el contacto físico) es imprescindible para de los bebés, es el alimento que garantiza la supervivencia.
4. El porteo favorece la lactancia a demanda, porque el pequeño tiene el "surtidor" cerca.  Además, especialmente en los bebés prematuros, el Método Madre Canguro contribuye a facilitar la lactancia: al animarles a agarrarse al pecho, aumenta la producción de leche.



5. Los bebés que se llevan mucho en brazos son más flexibles y no pierden la elasticidad de sus miembros. La investigadora Margaret Mead observó la inusual flexibilidad de los bebés balineses, que siempre iban cargados.
6. Mayor desarrollo mental. Los bebés dedican más tiempo en alerta tranquila -el estado ideal para aprender- cuando van en brazos. Cuando el bebé va en brazos, ve el mundo desde el mismo sitio que el portador, en lugar de ver el techo desde su capazo, o las rodillas o tubos de escape desde su cochecito. Cuando la madre habla con alguien, el bebé forma parte de la conversación y se “socializa” con la comunidad a la que pertenece.
7. En posición vertical los bebés tienen menos reflujos y cólicos. Efectivamente, durante el porteo los cólicos disminuyen. Llevar al bebé en posición vertical, vientre contra vientre, beneficia mucho a su sistema digestivo, que aún es inmaduro y facilita la expulsión de gases. 
8. Portear beneficia el desarrollo de la cadera y columna del bebé. La posición rana es ideal para la cadera, con las piernas bien abiertas y dobladas con las rodillas más altas que el culete. En este sentido, los portabebés aseguran una correcta postura del bebé, mientras que los carritos no lo hacen.


El porteo respeta la forma natural de colocar al bebé, llamada M - C = Mucho Cariño 

  • M: piernas abiertas en forma de "M", entre 90 º-140º 
  • C: espalda redondeada en forma de "C".
9. Al no pasar tanto tiempo tumbado, existen menos probabilidades de que tu bebé padezca plagiocefalia (cabeza plana), un trastorno cada vez más común al tener al bebé todo el tiempo bocarriba en el carrito y en la cuna, por el temor a la muerte súbita. Seguro que alguna vez has visto algún niño por la calle con casco... Por eso lo necesitan: por haber estado todo el día tumbados.
10. El porteo estimula todos los sentidos del niño.
11. El balanceo incrementa el desarrollo neuronal del bebé, estimulando su sistema vestibular (responsable del equilibrio), incluso mientras se alimenta. 
12. Los bebés porteados duermen con más facilidad y más tiempo, ya que van junto al pecho -el calmante natural de los peques en situaciones de estrés-. 

13. El fular o la mochila ergonómica es la herramienta perfecta para criar a un bebé de alta demanda. Los papás de bebés de alta demanda, que no pueden estar separados de sus padres ni un solo minuto y necesitan contacto constante, tienen en el fular un grandísimo aliado que les permite tener las manos libres para realizar sus tareas mientras su bebé, en lugar de estar reclamando su atención a base de llanto, duerme plácidamente o mira atento y curioso lo que hacen sus progenitores. 
14. La mayoría de sistemas de porteo se pueden adaptar a las necesidades del niño. Se pueden colocar de distintas formas, dependiendo de cuando se duerme o está activo, o de la edad del pequeño y si quiere tener más o menos visión del mundo que le rodea. 

 
  Ventajas para los papás: 
15.  El porteo favorece la segregación de oxitocina y ayuda a mejorar los síntomas de la depresión post parto
16 . Además, métodos como el fular, permiten dar el pecho de forma cómoda y discreta, sin tener que dejar de hacer lo que estemos haciendo

17. El porteo permite manejarse con las manos libres y acudir a lugares donde no podríamos con carrito. El porteador tiene mayor libertad de movimientos para hacer otras actividades como los trabajos caseros o subir y bajar al bus o escaleras. Ni qué decir tiene lo estupendo que es no tener que subir y bajar un carrito, por ejemplo, donde yo vivo, que es un cuarto sin ascensor... 

18. La práctica del porteo también sirve para integrar a la pareja en el día a día con el bebé.

19. Portear correctamente tonifica los músculos de la espalda. El peso total del niño está sostenido por el portabebés y se reparte por toda nuestra espalda de forma sin dañarla. Nuestro cuerpo se va adaptando progresivamente al peso del bebé, lo que contribuye a fortalecer nuestra musculatura y a tener un mejor control postural. Con todo esto, prevenimos los posibles dolores de espalda provocados por coger a los niños en brazos, ya que usamos solo un brazo y forzamos posturas incorrectas para nuestra espalda.

 20. Los porteadores aprenden a reconocer las señales del bebé y a responder a ellas más rápidamente
21. Algunos sistemas, como el fular, sirven para todo el tiempo que el niño necesite ser llevado: no hay que comprar distintas "tallas", ni adaptadores, ni nada más. 
22. Comparativamente, los sistemas de porteo son mucho más económicos que los carritos. ¿Será por eso que la industria de los carritos minusvalora el porteo?
23. Los sistemas de porteo ocupan poco espacio y, en el caso de los fulares, cuando no los utilizamos le podemos dar otros usos como, por ejemplo, una hamaca o una manta.


Y sobre todo, y lo más importante: un gesto vale más que mil palabras, cogerle en brazos es decirle te quiero en un idioma que entienda.

25. El porteo imita el ambiente del útero.
El bebé sigue recibiendo contacto, ritmo y presión, los sonidos calmantes y reconfortantes de los latidos del corazón y la respiración, así como el rítmico balanceo de la madre.

26. Previene las infeciones de oído y alivia los síntomas del reflujo gastroesofágico
(Tasker, 2002)

27. Regula la tempreratura corporal.
El bebé puede mantener mejor su propia temperatura. Si el bebé se enfría demasiado, la temperatura corporal de la madre se incrementará un grado para ayudar a calentar al bebé, y si éste se alacora demasiado, la de la madres descenderá un grado para refrescarlo. Una posición flexionada encima del pecho de la madre es más eficiente para mantener el calor corporal que estar tumbado en horizontal. (Ludington-Hoe, 2006)

28. Mejora el sistema inmunológico
No sólo por facilitar lalactanciamaterna, sino porque el contacto es tan importante para el desarrollo saludable del bebé que una falta de este hace que sefregue grandes cantidades de cortisol, la hormona tóxica del estrés. Altos niveles de cortisol en sangre y la separación de su madre (incluso en cochecito) puede afectar negativamente a la función inmune del bebé, ya que el cuerpo puede parar de producir leucocitos. (Lawn, 2010)

29. Mejora el crecimiento y la ganancia de peso
Mientras que los altos niveles de cortisol que mencionábamos hace un momento tienen un impacto negativo en la hormona del crecimiento, si la madre está presente para ayudar a regular la respiración del bebé, su ritmo cardíaco y temperatura, el bebé puede reducir sus necesidades de energía y utilizarlas para el crecimiento (Charpak, 2005)
30. Prolonga el estado de alerta tranquila
Cuando los bebés son llevados en posición vertical en el pecho de su madre, pasan más tiempo en estado de alerta tranquila, el estado óptimo para observar y procesar.

31. Reduce las apneas y respiración irregular.
Cuando alguno de los padres lleva a su bebé sobre el pecho se da una mejora de sus patrones de respiración: el bebé puede oir la respiración de los padres y ésta estimula la del bebé, que imita a su progenitor (Ludington-Hoe, 1993)
32. Estabiliza la frecuencia cardíaca.
La braquicardia (baja frecuencia cadíaca, por debajo de 100) se reduce marcadamente y la taquicardia (frecuencia cardíaca de 180 o más) es muy raro que ocurra (McCain, 2005). La frecuencia cardíaca es muy importante porque el cerebro del bebé requiere un flujo de sangre constante y consistente para conseguir el oxígeno que necesitapara crecer y funcionar adecuadamente.
33. Mitiga las reacciones ante el estrés.
Los bebés manejan mejor el dolor y lloran menos en respuesta ante él (Konstandy,2008)

34. Mejora el comportamiento neurológico. Los bebés porteados puntúan mejor, en general, en los tests de desarrollo mental y motor en su primer año de vida (Charpak et al., 2005)
35. Incrementa la oxigenación del cuerpo del bebé (Feldman, 2003)

36. Portear al bebé salva vidas. En los últimos estudios la práctica del método canguro, esta manera especial de sostener al bebé prematuro piel con piel, muestra un 51% de reducción de la mortalidad neonatal cuando a los bebés (estables y de menos de 2 kilos) se les practicaba el método canguro en la primera semana de vida y eran amamantados por sus madres (Lawn, 2010)




37. En general, los bebés porteados están más sanos: ganan peso más rápido, tienen más habilidades motrices, coordinación, tono muscular y sentido del equilibrio (Lawn 2010, Charpak 2005, Ludington-Hoe 1993)
38. Se hacen independientes más rápidamente, convirtiéndose en bebé seguros y menos ansiosos ante la separación (Whiting, 2005)
Fuentes: 
http://www.bebesymas.com/otros/historia-de-los-carritos-para-bebes
http://familiasenruta.com/crianza-viajera/las-10-ventajas-de-portear-o-llevar-en-brazos-a-los-bebes/
http://redcanguro.wordpress.com
http://mimamamecose.blogspot.com.es/p/ventajas-del-porteo.html 


Articulo extraido de  http://mibbmemima.blogspot.com.es

You Might Also Like

0 comentarios

Páginas vistas en total

Síguenos en Facebook

Subscribe