FLORES DE BACH Y EL PERÍODO DE ADAPTACIÓN

enero 29, 2015

En el período de adaptación: durante los primeros días de asistencia al centro educativo, casa, jardín de infante, nuestro hijo/a va a vivir una serie de cambios muy importantes. Se separará de sus padres para adaptarse a un ambiente donde personas, espacios y materiales son desconocidos para él, y donde empezará a relacionarse con otros niños/as.
Si queremos facilitar éste período es necesario que su incorporación se realice de una forma paulatina. Conviene que los primeros días (primera semana) los niños/as permanezcan en el centro pocas horas acompañados de uno de los padres, alargando su horario poco a poco. El horario que recomendamos durante la primera semana es de unas dos horas al día. Posteriormente se irá ampliando hasta completar la jornada.

Recomiendo que durante el primer mes, el niño, la niña permanezca en el centro hasta después de la comida y realice la siesta en casa. El momento del sueño es de vital importancia, el niño/a tiene que sentir una gran seguridad para descansar plenamente sin situaciones de inseguridad o angustia que le puede producir durante este periodo de adaptación una espera tan prolongada de la llegada de sus padres.

En este tiempo compartido el bebé adquiere confianza en la educadora desde la seguridad de estar con uno de sus padres y la maestra aprende de vuestra forma de educar y atender al pequeño/a, lo que facilitará el encuentro entre todos, y hará que todos cambio sea lo más natural hacia vuestro pequeño/a.

Este período de adaptación no tiene la misma duración en todos los niños/as, el apego es algo muy particular y depende de muchos factores, por lo que entre todos iremos valorando las necesidades del niño para cuidar al máximo este momento.

La mayoría de ellos necesitarán desde un mes en adelante para sentirse a gusto en la nueva situación.
Desde el nuevo espacio es importante estar todo el tiempo al lado de los pequeños, transmitiéndoles seguridad y confianza a través del afecto, el acompañamiento amoroso, escuchando y atendiendo sus necesidades particulares.

FLORES DE BACH Y EL PERÍODO DE ADAPTACIÓN:

Cuando tu pequeño comienza en un espacio nuevo, fuera del entorno familiar, y sobre todo, de mama (físicamente) puede sentirse intranquilo, puede no gustarle y puede no querer dejaros. Puede salir incluso corriendo del lugar. WALNUT ayuda al niño a tranquilizarse y a adaptarse a una nueva rutina, y a ajustarse a su nuevo entorno y a la gente con la que pasa el día. Si el niño es miedoso o nervioso, MIMULUS le ayudará a sentirse más seguro, o ASPEN si su temor es vago e inespecífico. CHICORY ayudará al niño que no quiere dejaros, se aferra, llora y grita en un intento de evitar que lo dejes en el lugar. (Es imprescindible el asesoramiento personal de un Terapeuta profesional).

Aunque pueda ser un poco triste para los padres ver como desaparece para siempre su bebé convertido en niño, el establecimiento de la independencia y el desarrollo de su personalidad y artes sociales necesitan de nuestro apoyo más que nunca, de modo que es importante apoyar a nuestro niño en lo que hace.


Marta Ortega


Por consultas particulares 091 660 517
Lic. En psic. Alexandra Rovetta

You Might Also Like

0 comentarios

Páginas vistas en total

Síguenos en Facebook

Subscribe