Masaje Shantala para bebés: un arte milenario

agosto 09, 2015

El Shantala es el arte de masajear a los bebés y a los niños. Es una técnica milenaria, de origen hindú, que tiene su procedencia en las caricias espontáneas de las madres hacia los hijos. Se lo llama de esta manera porque era el nombre de la madre que masajeaba a su bebé en las calles de Kerala, una población ubicada al sur de la India. Frederick Leboyer, médico ginecólogo y obstetra francés, se dedicó a observar la secuencia de movimientos que la mujer hacía y los exportó al mundo occidental hace aproximadamente 30 años.

La Fundación de Salud Ayurveda Prema, sostiene que se utiliza en la India para todos los recién nacidos. Lo practican para fomentar la relación madre/padre-hijo, como un espacio para transmitirse afecto y ayudar al bebé en el desarrollo sensoriomotor. Todos los recién nacidos y sus padres se benefician con este masaje y especialmente, aquellos que son prematuros o de bajo peso, ya que se ha demostrado que el masaje ayuda a la ganancia de peso. Se trata de una alternativa natural para aumentar el bienestar en niños sanos y restaurar la salud en niños con algún tipo de afección.

Este método busca el restablecimiento del equilibrio mediante el tacto, y trabaja tanto la parte mental como la física. “Lo más importante de este masaje es el contacto emocional que surge a partir del tacto entre padres e hijos. Es tal la sensación de placer y bienestar que este masaje otorga al bebé, que se asemeja al momento en el que se encontraba dentro del vientre materno”, agrega la Licenciada Marisa Russomando, del Espacio La Cigüeña. “Y es necesario devolverles esa sensación, que son las únicas por el momento, capaces de aportar un sentimiento de paz y de seguridad. Esa piel no ha olvidado”. El contacto de la mano humana en el cuerpo del bebé pone en movimiento corrientes neuronales que estimulan el Sistema Nervioso Central (SNC) y si esa mano es, además, la de su mamá, todo es especial.
  • El bebé debe estar totalmente desnudo.
  • El ambiente debe ser cálido para que el bebé no experimente la sensación de frío.
  • En verano es recomendable hacerlo al aire libre.
  •   El masaje se da con aceite neutro (ej.: de almendra).
  • El masaje debe hacérselo lejos de la alimentación del niño.
  • La mujer debe estar sentada en el piso, espalda derecha, hombros distendidos. Cuanto menos ropa tenga, más libre estará su cuerpo y mejor funcionará.
  • Se recomienda luego de los masajes bañar al bebé: no es que se necesite lavarlo...no se trata de limpieza sino de bienestar, de completar la liberación de las últimas tensiones que queden escondidas en el cuerpito del bebé.


No existe un tiempo predeterminado. Lo mejor es olvidarse del reloj y que los padres se dispongan a brindarle a su hijo un tiempo de exclusividad y de disfrute.

  •  Ayuda a que el bebé crezca sano.
  • Tonifica y fortalece los músculos.
  • Mejora la adaptación e incentiva la inteligencia.
  • Combate el insomnio y las pesadillas.
  • Ayuda a conciliar el sueño.
  • Relaja y ayuda a descansar mejor.
  • Elimina problemas de cólicos.
  • Facilita la maduración del aparato respiratorio y digestivo.
  • Produce avances físicos en los casos de niños con necesidades especiales.

¿Cómo se trabaja?

Se utilizan aceites esenciales o de plantas medicinales especialmente seleccionados para la constitución del bebé o niño.
Si querés ver un video con la aplicación de la técnica Shantala ingresá en este link y mirá la película que hizo el Médico ginecólogo y obstetra Frédérick Leboyer  en 1976 con la mamá Hindú, Shantala, que lo practicaba que con su bebé, Ingresá aquí.


extraído de materna.ar

You Might Also Like

0 comentarios

Páginas vistas en total

Síguenos en Facebook

Subscribe