Masaje Shantala para bebés: un arte milenario

agosto 22, 2016

En la India, se practica desde el nacimiento un masaje tradicional que consiste en masajear con un aceite vegetal tibio todo el cuerpo desnudo del bebé, apoyándolo sobre las piernas de la madre.

En realidad, la propia naturaleza inicia el masaje al niño/a mucho antes de su nacimiento: en el cuerpo de la madre, durante la gestación. Todos los bebés y todos los adultos deberían tener la oportunidad de experimentar los beneficios del amor y la seguridad que provienen de los primeros contactos.

El masaje infantil, arte milenario practicado en Oriente, fue introducido en la sociedad occidental en la década de los años cincuenta, a través del ginecólogo francés Frédérick Leboyer, y es otra forma de ofrecer a nuestros hijos lo que Leboyer definió como "el regalo de dar amor".

Mientras este ginecólogo paseaba por las calles de Calcuta se quedó enamorado e impresionado de la belleza de los movimientos de una madre que estaba dando un masaje a su bebé. Aquella madre se llamaba Shantala. Leboyer le pidió permiso para sacarle unas fotos de cada técnica, y Shantala, impresionada de que a alguien le llamara tanto la atención una cosa que ella veía como algo cotidiano en el cuidado de su hijo, accedió. Ese fue el principio, la raíz de que este tipo de masaje pudiera transmitirse a padres y madres del mundo occidental.

El masaje Shantala es amor, cariño, ternura, felicidad, compasión, respeto, paz, tranquilidad, apoyo, comunicación. Shantala es una forma más de decirle a nuestros hijos “TE QUIERO” sin usar las palabras, sólo nuestras manos, nuestra mirada, nuestro corazón.

Múltiples son los beneficios que acompañan al masaje Shantala; entre ellos, podemos destacar aquellos que hacen referencia al bebé:

Estimula el sistema nervioso.Mejora el sistema respiratorio.Ayuda a aliviar las molestias ocasionadas por los gases, cólicos y estreñimiento.Mejora la digestión.Los bebés aprenden a relajarse y a conciliar el sueño.Fortalece el vínculo del apego entre la madre o el padre y el hijo.Hidrata y tonifica la piel.Fortalece el sistema muscular y psicomotor del bebé.

Para los padres o las personas que realizan el masaje:

Es placentero.Ayuda a reducir las posibilidades de depresión post-parto.Proporciona relajación.Enseña a conocer las necesidades de su hijo.Mejora el vínculo afectivo entre los padres y el bebé.Incrementa la confianza.

El masaje Shantala es un arte sencillo e importante en sí, que se caracteriza principalmente por tres elementos: por las técnicas en sí, por la aplicación de ejercicios de yoga para el bebé y por el uso de la hidroterapia (al final, se baña al bebé para eliminar los restos de aceite, regular su temperatura y generar relajación). El masaje Shantala se basa en la presión suave y los movimientos descendentes, ya que su objetivo es la relajación del bebé. Por ello, el ritmo es lento, sin prisas.

Con el masaje Shantala, usted como madre o padre le regalará caricias a su bebé.

Elena Melian

You Might Also Like

0 comentarios

Páginas vistas en total

Síguenos en Facebook

Subscribe