Autosabotaje o Inversión Psicológica

abril 01, 2018




La Inversión Psicológica (IP) o autosabotaje, es padecido por todos en mayor o menor proporción, creando círculos viciosos cada vez más complicados de romper llevándonos a situaciones cada vez más evidentes contra uno mismo.

¿YO, mi mejor enemigo?
Alguna vez te has sentido con capacidades para solucionar un problema pero algo en ti impedía que te pusieras manos a la obra?

En tu firme decisión por progresar en algún área de tu vida, ¿has experimentado un bloqueo oculto que hace que parezca imposible adoptar la actitud adecuada para conseguir tu propósito?

Si la respuesta es afirmativa probablemente estés sufriendo las consecuencias de tener una Inversión Psicológica.

Nuestro cuerpo se compone de un sistema energético. Según el Dr. Callahan y la psicoterapia energética, la causa de toda emoción negativa es producida por la interrupción del flujo energético en nuestro sistema.

Cuando la polaridad del cuerpo se invierte y la energía circula al revés por alguno de nuestros meridianos energéticos, actuamos de manera contraria a lo que queremos, saboteando nuestro bienestar, debilitando la voluntad, afectando a la toma de decisiones, el modo en que actuamos para conseguir nuestro objetivo y la manera en que nos relacionamos con los demás.
Si la polaridad de un cuerpo esta invertida, como si se tratara de una pila instalada al revés, actuamos de manera incongruente y experimentamos un conflicto entre nuestras creencias y lo que intentamos conseguir, generando conductas saboteadoras y muchísima confusión.
La inversión psicológica se origina por pensamientos subconscientes de carácter negativo y por ello es muy difícil que uno mismo pueda darse cuenta de una manera directa.
Estas inversiones van y vienen. Algunas se instalan y ejercen su poder bloqueante de por vida. Otras aparecen de repente y desaparecen al incorporar patrones mentales positivos y trabajar las creencias positivas potenciadoras.

Existen seis tipos de inversiones con sus variaciones que forman todas las creencias y conductas saboteadoras que, por suerte se pueden identificar, comprender y tratar para su corrección.

Al corregirlas reconectamos las ideas y creencias que conforman nuestra mente con la energía de nuestro cuerpo, recuperando la homeostasis, restaurando y produciendo energía positiva.
La corrección es sencilla y sus efectos remiten el tiempo necesario para poder trabajar las creencias limitantes que la conforman durante la sesión.

El Autosabotaje o inversión Psicológica aparece por varias razones, creando círculos viciosos cada vez más complicados de romper llevándonos a situaciones cada vez más evidentes contra uno mismo. Una de ellas puede ser por TOXINAS que la persona hipersensibiliza neurológicamente, cada vez mas estudiado por la Medicina Ambiental; sucede con alimentos, cosméticos, químicos e incluso ambientes que jamás sospecharíamos y que somatizan hasta 72 horas después de la exposición.

Otra posible causa son razonamientos culturales con el “NO” creando conflicto cognitivo y de programación. También sospechamos de la influencia que tenemos con campos electromagnéticos (radio, TV, celulares, etcétera) con lo que volteamos la polaridad ideal y esta pauta nos la da un multímetro fácilmente. Una más, la propia Inversión Psicológica (IP) directamente y/o a su vez, ansiedad, sin comprender aun bien a bien que es primero. Factores siempre presentes en cualquier tipo de adición que a final de cuentas es un Autosabotaje mas que identificado, aunque la causa sea tan inconsciente y que difícilmente se tratan de raíz.

Síntomas del autosabotaje
Los síntomas del Autosabotaje o IP, son muy variados, que a su vez nos inducen a actitudes o AUTOBLOQUEOS y/o síntomas físicos e incluso, limitando muy buenos tratamientos de suyo efectivos:

No puedo trabajar en equipo.
Sé que beber, fumar, o usar estimulantes me hace daño, mas no puedo evitar hacerlo.
Todo se complica en el día, “me levante con el pie derecho”.
Cambio por completo los nombres, adjetivos, ideas etc.
Como (o consumo) lo que sé que no debo.
Me enfermo continuamente.
No puedo con los idiomas (o matemáticas).
Ni yo me entiendo.
No logro sostener ninguna relación.
Parezco mi peor enemigo.
Berrinches, auto castigos, etcétera.
Actúo de la forma en que menos quisiera.
Lastimo a quien más quiero.
No me alivio con el mejor tratamiento.
No sé ni lo que quiero.
Estudie para mi examen, y al momento de ello, no recordé nada.
Adicciones lícitas e ilícitas.

Posibles soluciones para el Autosabotaje
Hoy sabemos que es el Autosabotaje (o IP) y cómo tratarle, cómo disminuir este problema que en definitiva permitirá liberar muchas actitudes auto-saboteadoras conscientes e inconscientes de nuestra vida cotidiana. Y caminar en una nueva dirección, hacia nuestros objetivos personales, laborales, familiares e incluso espirituales. Así como el respectivo compromiso por lograrlo.

Cuando aparecen los recursos sentimos que nuestro sistema de creencias se debilita y esas limitaciones se esfuman como por arte de magia. Nos devuelven el poder personal que habita en cada uno de nosotros, encauzándonos nuevamente con más fuerza y determinación para dirigirnos hacia nuestro objetivo.

You Might Also Like

0 comentarios

Páginas vistas en total

Síguenos en Facebook

Subscribe