Las esencias florales para usar durante el embarazo y post parto.

julio 29, 2018



Las esencias florales son una herramienta maravillosa para usar durante el embarazo y post parto.

Las esencias florales son preparados vibracionales que conservan las cualidades energéticas de una flor determinada.
La naturaleza es sabia, y nos brinda los elementos necesarios para estar en  armonía con nuestro cuerpo, alma y con el universo.
Estas son un hermoso regalo que nos otorga la madre tierra para utilizarlo de manera respetuosa, Las flores nos ayudan a equilibrar nuestras emociones, volviéndonos a conectar con nuestra propia esencia,  trabajan sobre nuestro cuerpo emocional, permitiéndote tener un equilibrio vital, y disfrutar el embarazo, el parto y post parto de la mejor manera.
En el embarazo, las mujeres nos enfrentamos a muchos cambios en todos los planos,  tanto a nivel energético, corporal, hormonal, y emocional, que muchas veces hace que se vivan períodos de angustia, miedo por lo nuevo que viene, ansiedad, malestares, cambios en la pareja,  y es ahí donde las esencias florales pueden ayudarnos a transitar todos esos momentos hermosos, pero intensos.

Muchas son las Esencias que pueden ayudarte a caminar sobre estas nueve lunas de sensaciones únicas, inmensas e irrepetibles. Siempre sacando el juicio sobre si son buenas o malas las emociones que vamos sintiendo, intentaremos abordarlas para poder lograr una conexión y armonía con nuestro cuerpo y con el ser que se aloja en nuestro interior. Cada quien desde sus propias vivencias, su historia, sus costumbres y mandatos, vivirá ésta etapa de manera muy distinta, es por ésto que intento acercar algunas de las emociones que vivimos en común todas las mujeres cuando estamos embarazadas.

ESENCIAS QUE PROPONGO PARA CADA PERÍODO:

Primer trimestre:
Walnut: Ayuda en períodos de cambios,  te facilitará la adaptación a esta nueva etapa.
Scleranthus: Recomendada si tenés náuseas o muchos cambios de humor.
Clematis: Mantiene el estado de alerta psíquico y físico.  Ayuda a mantener contacto con la realidad y lo concreto.
Mimulus: Para los miedos concretos.
Elm: Si el embarazo no fué buscado y te sentís desbordada por la situación.
Mariposa Lily: Para conectar con tu bebé y para que afiances el sentido de ser madre.

Segundo trimestre:
Aspen: Si tenés miedos a lo desconocido y comenzás a tener algunos sueños extraños. Para la angustia y los miedos indefinidos.
Impatiens: Par la relajación física y psíquica. Para poder bajar el ritmo acelerado que la vida te esté impartiendo.
Hornbeam: Para aportar energía.

Tercer trimestre:
Olive: Si nos sentimos cansadas física y emocionalmente.
White Chestnut: si estás muy mental y para disminuir la preocupación.
Impatiens: Para la impaciencia que nos genera el acercamiento de la fecha de parto.
Cherry Plun: Para el descontrol que puede generar la inminencia del nacimiento.
Rescue Remedy: Remedio de rescate compuesto por cinco flores de Bach, tiene efecto tranquilizador y estabilizador.

Parto:
Olive: Para aportar energía durante el trabajo de parto.

Scleranthus: Ayuda a regular las contracciones:
White Chestnut: Para los dolores durante el trabajo de parto y para calmar la mente.
Vervain: Relajación y ablandamiento del cuello del útero. Para la tensión física.
Chicory: Para dejar ir al bebé y no bloquear su nacimiento.
Walnut: Para la separación y el corte que se produce cuando el bebé se separa de la madre.
Elm: Si se llevan muchas horas de trabajo de parto, ayudará al agotamiento y  a recuperarnos de tanto estímulo.
Rescue Remedy: Nos permite relajarnos y no perder el control. Ayuda durante la dilatación.(Consultar forma de administración oral)
Crowea: Es una Esencia de Bush, (Australia), puede ser de ayuda para relajar el útero, calmar los espasmos o contracciones y relajar los músculos.
Garlic: Para el miedo al parto. Es tranquilizadora y libera los miedos y ansiedades. Relaja las tensiones.

Post parto:
Walnut: Para la adaptación a la nueva etapa y los cambios mentales, físicos y emocionales.
Gorse: Si existiera depresión post parto o sentimientos de desesperación.
Oak: Cuando no se pide ayuda y la mamá se siente sobrecargada.
Star of Bethlehem: Para el shock del parto, si éste ha sido traumático y para la nueva maternidad.
Hornbeam y Olive: Para la falta de energía.
Gentian: Para la falta de ánimo, si existiera.

Para los papás:
Sun flower:  durante todo el embarazo,  ya que trabaja la figura paterna.
Mimulus:  Si se siente miedo a lo que sobrevendrá en el trabajo de parto y post parto si va a estar acompañando activamente.
Walnut: Para la adaptación al nuevo estilo de vida.


Hay muchas combinaciones que pueden resultar de gran ayuda,  dependiendo de tu estado y requerimientos, por esto las mezclas se hacen personalizadas y dependiendo de tu condición actual. Durante el embarazo podemos estar atravesando otras circunstancias que también deban ser abordadas y para eso utilizaremos otras Esencias más específicas.
Lo bueno de las esencias florales es que no tienen contraindicaciones y se pueden tomar durante todo el embarazo, parto y puerperio, incluida la lactancia.  En la esencia floral no hay principios activos de la fitoterapia, por lo tanto no producen ningún efecto colateral ni secundario, no dañan ningún órgano, porque no trabajan en ellos.
Es preciso aclarar que éstas esencias deben estar indicadas por un Terapeuta calificado y si sintieras que necesitás algún dato más sobre ellas,  no dudes en contactarte con un profesional.

Por consultas 091660517 .-  psicologiaintegraluruguay@gmail.com 

You Might Also Like

0 comentarios

Páginas vistas en total

Síguenos en Facebook

Subscribe